14.2.09

Domingo de Ramos presenta "Las cenizas de Altamira"

El lunes 16, Domingo de Ramos -uno de los mejores poetas que inició su sinuoso camino en los 80 y que perteneció al iconoclasta y contracultural movimiento Kloaca- presentará su poemario Las cenizas de Altamira en la Noche de Barranco. Más información acerca del libro en el blog del autor. Ahí estaremos los poetas para escuchar esa desbordante poética.



Fragmento de un poema de La Cena de las Cenizas

II
Ardo como un sarro rojísimo
La pasión me quema la carne
Las cenizas es el cielo de mis huesos
mis palabras huelen a hojarasca y a pestilencia
que fluyen de los socavones a las chimeneas Oh las moradas del paraíso
El Señor cegó a la isla Abrió el ojo del volcán le colmó 700 años de ocultamientos
y escaramuzas en su contra como si fueran fascistas o yanquis enroscados en sus tanques
una eclosión de conspiraciones inquisiciones implosiones hogueras y más hogueras
oh las hogueras sobre la ciudad que lo limpia todo entre fiesta y sangre peregrinajes
y jubileos y más hogueras como las nómadas llamas en las dulces cabelleras de las
muchachas
Época de pantalones largos y zunchos amarrados en la cintura Época del predicador
errático y errante como un purasangre corriendo enajenado a toda ley a toda
devoción
con negra fe en mis palabras surcando los pechos como lanzas al forastero taimado
y solo Dios se alzaba como un arco de rebeldía Dios es la razón del más alto
organismo
el cosmos bruñido de la naturaleza el nómada de los nómadas la voz ermitaña
y fugitiva sustento de los cristos mestizos y aulladores como los cerros a tajo abierto
pero caóticos y oscuros como el cerebro de un ateo
Ahora es miedo y hambre El mundo se voltea como una nata en el caldero
oh hogueras vías de libertad oh hogueras donde estoy mordiendo mi flama
donde estoy encerrado con luz occidental sobre las colchas ahuecadas
por donde miran los fieros atardeceres llenos de corsarios El fuego
perforan mis costados Vaheaban los postes huecos La aldea ha sido tomada
por anticristeros blancos La isla es una huaca perdida recuperada por la Coca Cola
y Marlboro light Me lo devolvieron sin entrañas y yo rezaba y a cada sermón
me alanceaba los remordimientos y zarpé y vi despoblarse las playas
y puse en línea la barcaza como un cuerpo atormentado Aproé al sur
donde nadie me espera El humo es el tiempo ardiente
Degradación
Randas de nubes me acompañan
Timoneando
el viento las cenizas
que rugen a los lejos
Allí donde duele más

Hasta cuándo huiré?

Hasta dónde?

5 comentarios:

la gente de la villa dijo...

Róger Santiváñez, Magdalena Chocano y Domingo de Ramos son sin ninguna duda los mejores poetas de los 80.

Muy bueno el post y gran poema, no nos lo perdemos por nada.

gianca dijo...

Esa gente de la Villa. Hace unos días conversábamos -luego de varias lecturas y análisis- acerca de los ochenteros y llegamos justamente a esa conclusión; los mejores poetas que se iniciaron en esa década son Santiváñez (aunque Róger empieza un poco antes), Magdalena Chocano y Domingo de Ramos. A estos tres, también agregaría a Mariela Dreyfus.

Un abrazo a la gente de la Villa... siempre pendientes... y ventilando las conversas

RODOLFO YBARRA RESPONDE dijo...

Ybarra aplana a faverón. Del blog de "Puente Aéreo":


Risible todo esto, por un momento pensé que estaba en el blog de un redivivo Augusto Ferrando; pero como bien dice Victor Coral: “sólo se trata de Gustavo Faverón, si fuera Rafael Lemus o alguien así de serio sí estaría preocupado”.

Te equivocas. Pero en todo esto hay algo de bueno: NO ESTÁS MAL DEL HÍGADO (con el perdón de Apicio que le daba higos a sus patos para luego comer un hígado dulce, de ahí la palabrita y su conocida connotación), te falla la autoestima; por eso tienes los “amigos” que tienes (¡vamos! Ellos esperan más de ti. “Dame que te doy”. Cumpla usted su negro papel). Por eso defiendes causas sin pies ni cabeza (no, no voy a apuntar nada aquí, no vale la pena. Lástima por algunos de tus lectores que merecen mis respetos). Por eso tu lengua parece una prolongación de la infamia prurítica; y criticas libros y autores sin haberlos leído ni saber nada de ellos. Pero eso no cuenta para nada en la literatura peruana oficial que no es más que la proyección del corral de chanchos en que vivimos. No, no voy a explicar algo que –por seducción o por impacto-- sabes muy bien.

Y ahora qué viene, alguna palabrita altisonante, alguna “reflexión” de tus alter egos, de tus sempiternos anónimos, sobre todo ese que firma como Juan Pérez... O aplicarás el viejo recurso de la “indisposición” (“estás fuera de contexto”, “no sabes escribir”, y bla bla bla) para poner una zancadilla a los otros comentaristas. Ya hága(n)me reír y justifique(n) (los que puedan) sus sueldos de profesor o las “regalías” por las ventas de libros.
A decir cualquier estupidez se ha dicho.

Ah, buen Gustavo, todavía te queda un último recurso y el mejor de todos: borrar este comentario, tal y como hiciste la vez pasada.
Adelante con este blog “profundo”, “democrático”, “lúcido”, y mil adjetivos de bondad.

Su servidor,

R. Y:

Anónimo dijo...

cuándo no ibarra dándole su chiquita al judío sionista...



alberto

RAFAEL INOCENTE dijo...

GIANCARLO HUAPAYA!!!!!
CUELGA LA ENTREVISTA A YBARRA!!

RAFAEL INOCENTE JULCA.